El roscón de Reyes.

¿Sabes cómo hacer un roscón de Reyes?

 

 

Javier Recetas :

https://www.youtube.com/watch?v=Qrs3md2K3p4

 

Hoy, en vídeo, una de las recetas más esperadas por todos : el Roscón de Reyes. Seguro que viendo el vídeo te animas a preparar el roscón casero este año. Aquí tienes los trucos para ponerte a cocinar…

 

Receta para hacer un roscón de Reyes casero

 

Preparación (los ingredientes):

  • 350 gramos de harina de fuerza (de panadería).
  • 130 gramos de leche entera.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 75 gramos de mantequilla sin sal.
  • 25 gramos de levadura fresca.
  • Un huevo entero más una yema (usa huevos de gran tamaño).
  • Ralladura de una naranja.
  • Una cucharada de ron oscuro.
  • Una cucharada de agua de azahar.
  • 1/3 de una cucharada pequeña con sal fina.
  • Decora a tu gusto : fruta escarchada, azúcar, almendras fileteadas…

 

Paso n°1: Echa en un cuenco ciento treinta gramos de leche tibia, pero no caliente. Desmenuza sobre ella veinticinco gramos de levadura fresca de panadería. Disuelve la levadura con la ayuda de una cuchara y deja reposar quince minutos.

Paso n°2: Pon un colador sobre un cuenco grande y añade trescientos veinte gramos de harina de fuerza y tamiza. Haz un hueco en el centro de la harina y echa cien gramos de azúcar. Añade la ralladura de una naranja. Y luego, incorpora la leche con la levadura. Mezcla los ingredientes del centro incorporando sólo un poco de la harina hasta formar una papilla algo espesa.

Paso n°3: Añade una cucharada de ron oscuro y una yema de huevo. Echa un tercio de una cucharada pequeña con sal y setenta y cinco gramos de mantequilla sin sal en punto pomada. Para darle al roscón su sabor característico, hay que usar agua de azahar.

Paso n°4: Mezcla con una rasqueta de panadero hasta que la harina esté incorporada. Coge un cuenco con treinta gramos de harina y espolvorea un poco la mesa. Con la ayuda de la rasqueta, saca la masa del cuenco. Con harina en las manos, comienza a trabajar la masa. Realiza movimientos envolventes y si la masa se pega demasiado, despégala de la mesa con la ayuda de la rasqueta.

Paso n°5: Amasa durante un par de minutos. Deja reposar la masa durante diez minutos. Vuelve a amasar durante unos minutos más, procurando utilizar la menor cantidad de harina del cuenco. Cuando la masa esté lisa y casi no se pegue, haz una bola. Coge un cuenco grande y échale una cucharada pequeña de aceite de oliva. Con un papel de cocina, engrasa el cuenco.

Paso n°6: Mete la masa en el cuenco. Tapa el cuenco con papel film transparente y deja reposar en un sitio cálido. Cuando la masa haya doblado su tamaño, sácala a la mesa con la ayuda de la rasqueta. Amasa durante diez segundos para quitarle el aire.

Paso n°7: Coge la masa y forma una bola con ella doblándola hacia dentro cuatro o cinco veces mientras la tiras. Tapa la masa con el cuenco y déjala reposar quince minutos para que se relaje y pueda estirarse mejor.

Paso n°8: Coloca un papel de hornear sobre una bandeja de horno. Engrasa con mantequilla sin sal un aro metálico y ponlo en el centro de la bandeja. Pasados los quince minutos, haz un agujero en el centro de la masa y dale forma al roscón. Gira la masa en el aire, pero dejando que toque un poco la mesa para que se estire poco a poco.

Paso n°9: Cuando tengas hueco para que entre el aro metálico, pasa la masa a la bandeja. Si es necesario, retoca un poco el roscón para que tenga una forma bien redonda. Bate un huevo y pincela la masa para que no se seque mientras crece. Deja reposar en un sitio cálido hasta que doble su tamaño.

Paso n°10: Cuando haya crecido el roscón, vuelve a pintarlo con el huevo batido. Reparte un poco de fruta escarchada por encima del roscón. Echa en una taza dos cucharadas grandes de azúcar y una cucharada pequeña de agua. Mezcla bien y reparte el azúcar por el roscón. Mete en el horno caliente a ciento sesenta grados con calor arriba y abajo. Deja durante veinticinco minutos hasta que el roscón se ponga bien dorado.

Una vez horneado, espera que se enfríe. Entonces, pasa un cuchillo alrededor del aro metálico para sacarlo. ¡A disfrutar!

 

Bajar el texto:

 

Pour marque-pages : Permaliens.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *